Todos tenemos un lado oscuro.

Tenemos aspectos que nos cuestan aceptar. Emociones que nos cuestan reconocer. Odios, rencores, dolor, sufrimiento, impotencia, vergüenza, vulnerabilidad. Le pasa a Darth Vather, al vecino a mí y a vos.

A veces nuestro lado oscuro nos quita energía, nos desgasta, nos hace ver las cosas más difíciles de lo que son. A veces el lado oscuro se apropia de nosotros.

La terapia es un espacio donde ese “lado oscuro” tiene un lugar. Para trabajarlo, domarlo, cuestionarlo, conocerlo y aceptarlo.

Conoce tu lado oscuro. Traelo a Psi21