Tiempos de recuperación post quirúrgica: ¿es una cuestión exclusivamente médica?

¿Pueden las intervenciones quirúrgicas nutrirse de la visión psicológica de la salud?

Por Rodrigo Sánchez Paz

La Psicoprofilaxis quirúrgica es por definición un proceso, y a su vez una herramienta que se ha desarrollado para complementar la labor médica de los cirujanos a la hora de intervenir a un paciente. Desde este punto queda en claro que es vital la relación estrecha y la interdisciplina entre los médicos y los psicólogos para poder llevar a cabo un proceso exitoso de Psicoprofilaxis. Para realizar exitosamente este proceso, es también fundamental informar al paciente de una manera efectiva a través de la psicoeducación* y abordar diferentes técnicas entre las que podemos incluir el role playing, ejercicios de imaginación, de respiración, entre otros, dependiendo el momento del proceso en que nos enfoquemos y las características particulares de cada paciente.

Como hemos dicho, la Psicoprofilaxis se define como un proceso y es en este aspecto en el que debemos enfocarnos para responder nuestra pregunta inicial. Desde el momento mismo en que el médico informa al paciente que deberá ser intervenido quirúrgicamente, es pertinente comenzar el proceso de Psicoprofilaxis. La noticia misma de la cirugía puede ser desencadenante de múltiples fantasías en los pacientes, en primer lugar por ser una situación por lo general desconocida no sólo desde el punto de vista de la vivencia, sino también por la esperable falta de información que el paciente promedio tiene acerca de lo que sucederá dentro del quirófano.

En el caso hipotético e ideal, en el cual el psicólogo está incluido en el equipo quirúrgico del cirujano tratante, la labor inmediata focalizada en las fantasías y miedos generados en el paciente, comenzará a incentivar cambios positivos para la posterior recuperación post-quirúrgica.

¿Cómo es esto posible? Como ha sido demostrado en estudios especializados, la recuperación post-quirúrgica de los pacientes llega a ser hasta de un 30% más efectiva, enfocándonos en los datos cuantitativos de tiempos de recuperación e internación, y notablemente más favorable para el paciente en cuanto a la disminución de los cuadros febriles, focos infecciosos, y hasta se ha visto una notable mejoría en los tiempos de cicatrización del paciente.

Las conclusiones de dichas investigaciones y la experiencia personal en el ámbito de la Psicoprofilaxis, reflejan que el posicionamiento mental del paciente tiene una incidencia directa en su recuperación, básicamente, por que las ideas positivas y la claridad del proceso quirúrgico en la mente del paciente, gracias a un proceso de información precisa y focalizada, (propio de la Psicoprofilaxis quirúrgica) le permiten al mismo sentir la situación de la cirugía en su proceso total (desde la noticia en sí de que debe ser operado hasta el momento del alta) como conocido y/o predecible en un gran porcentaje, lo cual explica la notable disminución de los miedos e ideas negativas, que de lo contrario aparecerán firmemente y carentes de un fundamento lógico, haciéndolas aún más presentes, fuertes e irreductibles.

Evidentemente aquí tenemos uno de los primeros fundamentos empíricos que la Psicoprofilaxis quirúrgica tiene para responder la pregunta que motiva este artículo. Es de común conocimiento que las situaciones de estrés mental, repercuten directamente en una serie de efectos corporales, entre los cuales se encuentra la alteración del ritmo cardíaco, la presión arterial, sudoración, tensión muscular, hiperventilación, etc. Poniendo cualquiera de estos síntomas dentro de una sala de terapia, con un paciente en vías de recuperación, evidentemente nos deja inferir que no tendrá ningún efecto positivo en la recuperación misma, por lo contrario se verá afectado su tratamiento por ejemplo en la necesidad de suministrar ciertos medicamentos como ser los analgésicos, los cuales dependen como muchas otras drogas del monitoreo de los signos vitales para evaluar el suministro cauto y terapéutico. Siguiendo la línea de este ejemplo, disminuir el suministro de analgésicos traerá efectos colaterales propios del dolor, e incluso estrés, entre los cuales podemos destacar la tensión del tejido muscular, lo cual nuevamente, dependiendo de la intervención puede tener repercusión directa en la cicatrización por forzar y tensionar la zona en vías de recuperación.

Las correlaciones de efectos, como la ejemplificada anteriormente, pueden tener múltiples formas y extenderse en varios aspectos simultáneamente afectando directamente el proceso de recuperación. La información y la guía en el proceso quirúrgico dan confianza al paciente, permitiéndole hacerse preguntas fundamentadas, generar ideas y poder exponer a debate sus propios miedos, tanto con los médicos, psicólogos o el resto del equipo interviniente. Es muy común que se piense al quirófano como un lugar aterrador donde habrá escenas sangrientas parecidas a las que han visto en películas o series de televisión. Informar a nuestro paciente sobre la pulcritud y la prolijidad del trabajo de los cirujanos junto a todo el equipo médico que allí se encuentra para tratarlo, resultan ser ideas lógicas que aceptan con naturalidad una vez expuestos por el terapeuta que realiza la Psicoprofilaxis quirúrgica. Confrontamientos y cambios de perspectivas tan claros y radicales como éste que he dado de ejemplo, son comúnmente experimentados por pacientes que realizan el proceso de Psicoprofilaxis, demostrándole que gran parte de sus miedos son causados por él mismo y su falta de información. Admitámoslo, para quienes estamos familiarizados con el ambiente quirúrgico nos es difícil pensar al quirófano como un lugar donde prima la falta de cuidado, pero estar en la situación del paciente reduce, sin la información necesaria y la psicoeducación, sus posibilidades de pensarlo libre de miedos y fantasías.

Una mayor confianza y entereza para enfrentar el acto quirúrgico, hará más fácil y efectivo el proceso desde el momento mismo de la anestesia (siendo la anestesia en sí misma uno de los principales desencadenantes de miedos e ideas negativas en el paciente promedio), derivando en otra gran cantidad de ventajas técnicas para la cirugía en sí, que como ya ha sido expuesto sumará en pos de una recuperación más rápida, favorable y efectiva.

Como hemos podido repasar a lo largo de este artículo, el proceso quirúrgico en su totalidad se ve favorecido por un proceso de Psicoprofilaxis quirúrgica exitoso y prudente. En cuanto a lo ideal del proceso, debería llamarse completo si se alienta al paciente a tener con sus médicos al menos una entrevista ya sea conjunta con el terapeuta o sin él, en la cual pueda evacuar las dudas técnicas de su futura intervención y generar un buen rapport médico paciente, ya que será él quien lo reciba en la sala de operaciones. Un proceso completo debe incluir a los miembros más cercanos de la familia, informándolos al igual que al paciente, ya que los miedos del entorno suelen llegar al paciente, atentando contra su posicionamiento ante la cirugía y el proceso quirúrgico en general. Esta pauta toma un rol protagónico en caso que estemos realizando un proceso de Psicoprofilaxis quirúrgica infantil, donde el trabajo de brindar información de manera accesible y completa es igualmente importante tanto con el paciente que será intervenido como con su entorno familiar más cercano ya que el niño tomará la situación quirúrgica de manera natural, solo si también sus padres logran hacerlo y transmitirlo. Es por ello entonces, que el abordaje debe ser realizado de manera intensa en ambos flancos.

Concluimos que la recuperación del paciente, se ve favorablemente afectada por un proceso de Psicoprofilaxis quirúrgica exitoso en todos los casos, ya que las ventajas de la intervención focalizada se ven a lo largo de la totalidad del proceso quirúrgico, lo cual inevitablemente favorecerá la recuperación y evolución del paciente intervenido.

* Psicoeducación implica usar técnicas y herramientas propias de la psicología con el único fin de inculcar nuevos conocimientos al paciente

¿Querés saber más sobre este tema?, ¿Quéres contactarte con alguno de nuestros profesionales? Contactate aquí