Recomendaciones para la entrevista laboral

Por Patricia Méndez Torterolo

Las entrevistas laborales suelen ser vividas de un modo ansiógeno, como una situación de prueba, de cuyo resultado dependerá el acceso a un empleo. Por esto, es conveniente que el candidato muestre sus aspectos más positivos, sus aspectos a destacar, sus fortalezas.

En este sentido, es posible prepararse para la entrevista. Llevar en mente qué se va a decir, qué se quiere transmitir. Una persona que sabe lo que quiere, sabe hacia dónde va, y si tiene ganas de trabajar y de aprender, lo transmite en su discurso. Séneca expresó: “No hay viento favorable para el barco que no sabe a dónde va”..

Es conveniente antes de la entrevista, averiguar, conocer qué hace la empresa, saber a qué se dedica. Hay preguntas habituales de entrevistas que conviene ejercitar las respuestas. Por ejemplo; motivos de cambio del empleo anterior, fortalezas, debilidades, remuneración pretendida, qué tareas le gusta realizar, etc.. Es favorable llevar pensado ejemplos de situaciones de éxito, situaciones problemáticas, y de trabajo bajo presión. Ante estos ejemplos, se suele solicitar casos concretos, con detalles de qué sucedió, quiénes participaron en las mismas y como se resolvieron las situaciones.

Dedicando tiempo a la preparación de la entrevista, ayuda a que la misma sea más efectiva y más productiva, permitiendo aprovechar más las oportunidades acceder al empleo buscado.