La importancia de conocerse a uno mismo a la hora de invertir

Por Isaac Fainstein

Al momento de decidir realizar una inversión, es muy común que las personas consulten con especialistas en el tema. No existe un especialista único en “inversiones”. Porque cada tipo de activo tiene sus peculiaridades que probablemente sea más conocida por personas que se dediquen de lleno a esa actividad.

Existen inversiones productivas en distintos sectores de producción (no es lo mismo poner una panadería que una tabaquería o una ferretería), distintos tipos de servicios, inversiones en activos inmobiliarios (que a su vez cada uno de ellos tiene sus características distintivas), inversiones en activos financieros, etc.

Seguramente al momento de consultar con un buen especialista en el tipo de inversión que se esté planeando, se puedan obtener buenos consejos, pero la realidad demuestra que hay que tener mucho cuidado en cómo leer esos consejos.

Uno, como individuo, puede tener las mejores recomendaciones de cómo abordar un emprendimiento. Pero es muy común que la persona que nos asesore se olvide de si esa inversión es adecuada para nosotros. Nosotros somos personas con distintas necesidades, según nuestra edad, nuestro género, nuestra conformación familiar, nuestros ingresos y capacidad de ahorro, etc.

Tal vez estemos frente a una idea innovadora, con una gran potencialidad para obtener altos retornos, pero a su vez, puede ser una actividad que tiene alta chance de salir mal y perder mucho dinero. ¿Es esto malo de por sí? Bueno, no necesariamente. Va a depender de uno mismo.

Existen personas que tiende a exponerse a altos riesgos, así como existen personas que no se exponen tanto. Depende de una multitud de variables, situacionales y psicológicas, muy necesarias de entender y evaluar al momento de encarar un proyecto.

Desde Psi21, nosotros estamos en este paso previo. Entendernos a nosotros mismos, y así definir objetivos temporales, de retorno, y así crearnos un perfil del inversor. A partir de este perfil, podemos ponernos a pensar con mejor consideración qué tipo de inversiones encarar. A su vez, al estar en este paso previo, es conveniente aprovechar el momento y conocer algunas nociones básicas para invertir y entender mejor lo que buscamos y cómo medir nuestros objetivos en forma objetiva y comparable.

En el seminario de Psi21 Finance que estamos largando en septiembre tendremos la posibilidad de charlar y aprender de todos estos temas, tan necesarios para evitar el fracaso con proyectos que arranquen mal desde un inicio.

Seminario: " Cómo invertir y no morir en el intento"

Anotate en: