¿Cuándo llevar mi hijo a una consulta psicopedagógica?

Por Amorina Gelman

El psicopedagogo aparece cuando un chico tiene dificultades de aprendizaje. ¿Cómo detectarlas? ¿Confiar o no en el criterio docente?

Esta es quizás la pregunta que más me hacen dentro y fuera del consultorio. Para un padre no es fácil entender la diferencia entre un psicopedagogo y un psicólogo. Aunque la respuesta no es difícil. Siempre que un chico presente dificultades emocionales (referida al mundo afectivo, social, sus relaciones personales, etc) deberá consultar a un psicólogo. En cambio, si los problemas son de aprendizaje, es el tiempo de la psicopedagogía.

Para ser más claros, estos son algunos de los motivos por los cuáles vale consultar a un psicopedagogo:

• Dificultades para aprender en cualquier área.

• Dificultades de comprensión de textos o consignas orales.

• Cuando se distrae mucho conversando con compañeros, mirando el techo o frente a otros estímulos externos.

• Cuando no puede focalizar la atención durante un tiempo necesario según el tipo de actividades.

• Falta de organización en sus cuadernos, carpetas, entrega de trabajos, etc. • Cuando no logra completar sus cuadernos o libros de actividades.

• Pérdida de elementos personales (cuadernos, elementos de la cartuchera, etc.)

• Actitudes que llaman la atención dentro del ámbito escolar tales como angustia, falta de interés, desgano, aislamiento, disconformidad.

• Dislexia (dificultad en la lectura).

• Disortografía (dificultad en la escritura).

• Discalculia (dificultad en la resolución de problemas matemáticos).

• Representación gráfica no acorde a su edad.

Es importante aclarar, que probablemente los padres no estén en condiciones de evaluar si su hijo tiene alguna de estas dificultades. Todo esto lo tienen que decir los docentes o equipos pedagógicos de las escuelas, y los padres deben estar dispuestos a escuchar. Muchas veces los papás lo ven bien en la casa, pero no necesariamente esto se replica en el colegio. El chico puede estar bien en un ámbito y mal en otro. Es fundamental confiar en el planteo de los docentes.

¿Querés contactarte con algún miembro de nuestro equipo? Completa este formulario y nos contactaremos a la brevedad.