Buscando mi lugar

Por Amorina Gelman y Patricia Méndez Torterolo

Luciana cambió de carrera dos veces y no sabe qué le gusta.

Gabriela cambió de trabajo varias veces, se aburre, no encuentra algo que realmente le interese.

Joaquín trabaja en el negocio del padre, pero no se siente cómodo. En realidad ama la música y su banda.

Lucas sigue medicina como el padre y el abuelo, pero el quiere ser actor.

Situaciones como estas escuchamos a diario en nuestros consultorios y en el equipo de orientación de la escuela.

¿Te sentís identificado con alguna de ellas?

No te asustes, es habitual en la mayoría de los adolescentes y jóvenes que se encuentran cursando el secundario o ya lo terminaron. La elección de una profesión y ocupación no suele ser tan rápida como muchos creen y/o esperan.

En nuestros consultorios encontramos casos como los mencionados y donde el empleo y/ o profesión imaginada distan mucho de lo que llevan a práctica, generando así desilusiones, frustraciones y hasta postergaciones en lo que realmente les gusta.

En el período vital que atraviesan los jóvenes y adolescentes es habitual y hasta esperable que aparezcan miedos, dudas, e incertidumbres. Frente a los mismos, es importante detenerse un instante a trabajar sobre ellos, para así poder ejercer y estudiar algo que les apasione y que disfruten, logrando de este modo, realizar una elección madura.

¿Te sentís identificado con alguna de estas situaciones?

¿Querés saber más sobre este tema?

¿Quéres contactarte con alguno de nuestros profesionales?

Contactate aquí